Las escapadas de fines de semana, objetivo de los hoteleros tinerfeños

Tenerife busca un nuevo segmento de clientes para aumentar su radio de acción turística. La Isla en general y el Sur en particular, que cuenta con uno de los mejores parques hoteleros de Europa, aspira a captar un perfil de visitante que ha ido ganando peso en España en los últimos años: el turista de escapadas de fin de semana. Hay un dato que indica el auge de este tipo de cliente; en nuestro país se producen 80 millones de viajes de fines de semana a lo largo del año. Significa, teniendo en cuenta la población (casi la mitad de esa cantidad), que muchas personas realizan cada año varios desplazamientos de corta estancia. En ese sentido, la Isla busca posicionarse en el mercado de fines de semana y puentes festivos.

“Queremos colocarnos en una mejor situación porque ese es un objetivo, pero hacen falta más conexiones aéreas directas (sin transbordos) y precios más asequibles. Para venir dos o tres días es necesario abaratar los costes del desplazamiento. No olvidemos que ahí prima el prototipo de viajero del “yo me lo organizo”, afirma Juan Pablo González, gerente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel). Por ese motivo, la patronal ve con buenos ojos la entrada en las rutas nacionales, con precios muy por debajo del mercado, de nuevas compañías extranjeras como Norwegian: “Valoramos positivamente su irrupción porque ayudará a homogeneizar a la baja los costes de los vuelos nacionales”. Paradójicamente, recuerda Ashotel, “actualmente las Islas están mejor conectadas con el mercado europeo que con el peninsular”.

La captación de mayor número de visitantes a través de escapadas de 48 o 72 horas busca apuntalar la reactivación del mercado peninsular, cuya recuperación se empieza a constatar aunque a un ritmo muy lento (el 6% de crecimiento en el último año). “Es cierto que en la última edición de Fitur se palpaba esa mejoría, aunque queda aún mucho camino por recorrer, teniendo en cuenta que entre 2009 y 2014 se han perdido un millón de turistas nacionales”, indica el gerente de la patronal hotelera, que achaca esta drástica reducción no solo a la crisis económica, “también a la desaparición de la compañía Spanair y a la posición de algunos turoperadores”.

Los dos mercados más seguros, el británico y el alemán, no solo mantienen el tipo sino que además mejoran sus números. En ese sentido, las expectativas, especialmente para el sur de Tenerife, son muy favorables en la presente temporada de invierno. Preguntado si el 2015 se cerrará con un nuevo récord de visitantes, Juan Pablo González admite que “la cosa va a estar ahí ahí”, pero destaca que “más importante es poner en valor el gasto del turista”. Por último, señaló que la Isla en su conjunto representa un “destino multiproducto”, acorde con las exigencias del nuevo perfil del turista “que lejos de quedarse en el hotel, ahora busca vivir experiencias”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: