Tenerife Sur: el aeropuerto europeo con mayor porcentaje de tráfico turístico

Centro de Operaciones y Coordinación del aeropuerto Tenerife Sur
Imagen tomada el pasado martes del Centro de Operaciones y Coordinación del aeropuerto Tenerife Sur. / J.C.M.

No hay otro aeropuerto en el continente europeo con mayor circulación de turistas si comparamos lo que mueve este segmento respecto al resto de motivos para viajar. Nada menos que el 93% de los pasajeros que utilizan las instalaciones del Reina Sofía-Tenerife Sur lo hacen por vacaciones, según una encuesta interna de AENA. Este porcentaje, que convierte al aeropuerto sureño en un recinto especializado en el flujo turístico, no tiene parangón en el continente. La minoría restante de pasajeros que pisa la terminal de Granadilla asegura viajar por causas personales (4%), negocios (2%) o por otros motivos (1%). Estos datos van en consonancia con las nacionalidades de los pasajeros: el 92% son extranjeros y solo el 8% españoles. El prototipo de usuario es mujer y con una edad que oscila entre los 30 y 49 años.

¿Es un aeropuerto preparado para el futuro? ¿Está garantizada la recepción de tráfico aéreo en las próximas dos décadas, teniendo en cuenta el constante crecimiento del sector? En estos momentos se está elaborando un diseño funcional del aeropuerto que fijará las necesidades a medio y largo plazo, pero las previsiones de AENA parecen responder afirmativamente a las cuestiones planteadas. Actualmente cuenta con una capacidad operativa para hacer frente a 12 millones de pasajeros al año. La media de los últimos 15 años ronda los nueve millones (idéntica cifra a la de 2014); solo en 2009 y 2010, los años más severos de la crisis, se registraron cifras por debajo de los 8 millones. Estos datos, que se traducen en un importante ingreso por tasas aeroportuarias, además de los obtenidos vía establecimientos comerciales, lo sitúan entre los aeropuertos más rentables del país.

Santiago Yus
Santiago Yus, director. / DA

El Plan Director 2001-2002, documento que recoge el máximo desarrollo posible, situaba el techo de la operatividad en 10 millones de personas, atendiendo a diversos parámetros, entre otros, los accesos, atención en facturación, modos de transporte, control de pasaportes y equipamientos. Los avances tecnológicos, que incluyen cambios en los hábitos de los pasajeros (un alto porcentaje ya viene con la tarjeta de embarque desde el hotel o de casa) permiten una capacidad de maniobra superior a la que indicaban las previsiones establecidas a comienzos de siglo. A este factor hay que unir la ampliación del edificio terminal, la conocida como T-2, que ya opera como módulo de facturación (cuenta con 32 mostradores) por el que desfilan 300.000 pasajeros al año, es decir el equivalente a 2.000 vuelos. El segundo paso será convertir este edificio anexo a la instalación principal en zona de embarque.

En un encuentro mantenido con DIARIO DE AVISOS en las propias instalaciones aeroportuarias, el director del centro, Santiago Yus, que ocupa el cargo desde abril de 2013, garantizó la normalidad en la operatividad del aeródromo para los próximos años y explicó las principales obras programadas a corto y medio plazo: “Entre 2015 y 2018 hay una inversión prevista de 103 millones de euros que tendrán como finalidad la adaptación de la T-2 a los procesos de embarque y ampliación de la sala internacional. Paralelamente renovaremos en unos meses las salas de recogida de equipajes, que quedarán más diáfanas, y habilitaremos nuevos puntos para el control de pasaportes ante la creciente llegada de vuelos internacionales. Otra de las actuaciones se centrará en remodelar las áreas de filtros de seguridad para ganar capacidad en zona de colas”. Desde la dirección se afirma que todas las obras de remodelación y ampliación se desarrollan a partir de una premisa: “saber qué vamos a hacer y cuándo lo vamos a hacer”.

Las medidas de seguridad también son cada vez más férreas para los equipajes. Las máquinas de inspección en bodegas pasan hasta cinco controles distintos entre el mostrador de facturación y el avión, y próximamente se implantarán nuevos sistemas para el equipaje de mano con detectores de trazas.

Yus recuerda que en 2013 Tenerife Sur fue el aeropuerto más valorado por parte de las compañías aéreas, y el segundo, el año pasado, tras Barcelona. En ese baremo tiene peso la atención a una media anual de 80.000 personas con movilidad reducida. La prioridad, asegura, es dar el mejor servicio posible tanto a las compañías como a los pasajeros. “Tenemos que prestar una buena atención en general, entre otras cosas porque el 80% de los pasajeros se presenta con dos horas y media de antelación. Estamos obligados a brindarles calidad de servicios, variedad de oferta y espacios cómodos”, señaló.

La temporada de invierno, que comenzó ayer coincidiendo con el cambio de hora, se presenta intensa. Las aerolíneas acaban de confirmar más de 26.100 movimientos hasta el 26 de marzo de 2016, fecha en la que se iniciará la temporada de verano, lo cual representa un aumento del 4,7%.

AEROPUERTO TF SUR
El 93% de los pasajeros que pasa por sus instalaciones lo hacen por vacaciones. / DA

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: